e0391e340c4506c8e7cc090896f0a6a8

Aunque te mintiera,

hoy celebro contigo

y atisbo la dicha punzante de la memoria.

El pasado asoma tras la puerta

como un invitado sorpresa

a la hora de la cena.

 

De “La memoria de la luz”/Poemario inédito

 

 

Anuncios

Solsticio de verano

1e5990c83cce5171b0ce2379c728f933

Busco la tierra

donde edificaré mi casa

con vitrales de iglesias viejas.

Las piedras que amamos

no producen sonidos,

tiemblan bajo los pies.

Somos nada,

la memoria de la luz

anunciando la verdadera existencia.

 

De “La memoria de la luz” / Poemario inédito

A la memoria de mi padre en el día de mi cumpleaños

 

 

He visto tu nombre escrito con dedos invisibles
en el espíritu del agua
las voces surgiendo desde la bruma
asaltar las cornisas y los tejados.

Es tu nombre incompleto
que deja huella en mi cuerpo inmerso en los charcos de lluvia.

La profunda e impenetrable laguna de silencio
que emanas en cada instantánea.
Mi mejor recuerdo no tiene fotografía.

 

De La memoria de la luz (inédito)

 

Nueva edición de Los espejos por dentro

El pasado sábado 23 de enero, tuve la oportunidad de compartir mis libros y mis poemas inéditos en Ndanka Ndanka (Alcázar de San Juan). Ndanka Ndanka es un espacio como el que soñaba tener algún día o como el que sueñan casi todos mis amigos, una cafetería-librería-galería-espacio cultural. Leí poemas de mis dos libros editados en Venezuela, Los espejos por dentro y Tierra de Ámbar y algunos más de un libro llamado La memoria de la luz. Para tan especial ocasión presenté una edición artesanal limitada de Los espejos por dentro, ya que la primera edición se agotó en su día y el recuerdo quedó en San Cristóbal, la ciudad en la que viví muchos años. La maquetación y el diseño han estado a cargo de Sámara Ediciones y la encuadernación la realizó el maestro Juan Carlos Gil de la ciudad de Almansa.

Fue maravilloso compartir con Macarena y Lola que son las idealistas y trabajadoras artífices de Ndanka Ndanka, junto con un público entregado y curioso. Cualquier palabra de agradecimiento es poca para el estupendo fin de semana que pasé. Repetiré sin duda. Quedan muy pocos ejemplares del libro en esta edición.

Muchas gracias y a leer poesía.

Los espejos por dentro

LOS ESPEJOS POR DENTRO

de Raquel Martín Gómez

Es un poemario que nace a la sazón de los sueños y de un amor irreductible. Todos los días, el poeta Segundo Medina y yo, en su librería, nos emborrachábamos de esperanzas, poesía y licores artesanales, mientras conversábamos sobre la fundación de una editorial, bajo cuyo sello, pudiéramos publicar, a la luz de las letras venezolanas, las creaciones literarias de nuestros amigos. Y así, en diciembre de 1998, registramos, en honor al vínculo eterno del hombre con el corazón de la madera, el Árbol Editores. En aquel ovillo interminable de poetas que queríamos editar, había un libro que, particularmente, me llamaba mucho la atención. Un poemario cuyo título sugiere la búsqueda de un umbral hacia nosotros mismos: Los espejos por dentro, lo poético al  lograr la incertidumbre de una lid sobre el lado correcto de la vida: de que parte del espejo debemos o hemos de nacer a diario. Su autora, Raquel Martín Gómez, un poema de mujer y buena amiga, que siempre ha sabido vivir en pleno estado lírico. Se me ocurre que ella es para nosotros, un cristal lleno de sombras y de imágenes que juegan con la canción de los colores. Así, su poesía se signa en la ternura contemplativa del amor. Es la espesura del viento discretamente acompasado a la realidad de la existencia, sin que la realidad de la existencia se hiciera definitiva en su palabra.

Raquel Martín Gómez, con Los espejos por dentro, nos enseñó que ese sueño comenzaba a hacerse realidad. Que sí podríamos despertar ante una incitación poética de tantas rutas humanas. Así nace su bello libro, siendo una de las obtenciones de el Árbol Editores. Una edición hecha a mano: papel estraza, portada de una cartulina sin color o cruda, y la idea de un diseño con elementos manuales de Gerardo Carosi. Sale este primer poemario de Raquel con Los poemas de Venus García, del poeta venezolano Enrique Hernández D’Jesús. Y ambos fueron presentados al calor sápido de los buenos amigos, en la IV Feria Nacional del Libro del Ateneo del Táchira. Esa noche nos acompañó, como invitado especial por Colombia, el poeta nadaísta Jotamario Arbeláez. Y, por nuestro país, una cantera de maestros de la poesía encabezados por Luis Camilo Guevara. Vale destacar la presencia también de el actor venezolano, Edgar Ramírez Arellano, en ese entones un tachirense más de sueños, inquietudes y futuro, tanto como nosotros. Eran casi las 08:00h de aquella noche venezolana. Y, Raquel Martín Gómez, abre y se asoma a los espejos, por dentro. Se observa y comienza esa hermosa lectura de la poesía de la vida, que aún no termina.

Ernesto Román Orozco

 

 

Modernas cándidas

La poesía se hace en la cama, como el amor,
sus sábanas en desorden son la aurora de las cosas…
(André Breton)

Aparece una nueva editorial y para mí es una fiesta, y más si se estrenan con dos títulos que me tocan en lo más profundo. Hablar de uno de estos primeros libros“La carta cándida” es hablar de poesía en estado salvaje.

Desde los primeros versos Teresa Maciá me sumerge en su imaginario íntimo a golpe de ausencias y deseos. El corazón hace agua de mar y ella sabe cómo transmitir en la brevedad de sus palabras las dudas y las certezas. El amor como juego cuando la proximidad de los cuerpos se hace necesaria, la ausencia que me hace imaginarla en una habitación repleta de libros  confinándose a lo único que la calma y la seduce a fin de cuentas, la escritura.

Vivir para escribir y escribir lo que se vive, la poesía de Teresa da saltos entre la vida de la calle, la ciudad, el viaje interior y la más desesperante necesidad de abrazar el alma del otro para aprehenderlo, de ser con el otro. La intensidad y el límite van cogidos de la mano, aunque duela “Cambiar las cosas de lugar, no cambia el dolor de las cosas”. Ante la poesía de Teresa, sólo nos queda una cosa, leerla hasta la saciedad arropados a veces  por su ritmo trepidante y lúdico, y sosegado como el rumor del agua otras.

Teresa,  con su poesía repleta de matices y aristas, apunta la dirección de la nueva poesía comprometida y sensible sin caer en tópicos y medias tintas. Me sumo a la celebración de “La carta cándida” como acicate para mi propio imaginario poético.

La carta cándida
Teresa Maciá Gosálvez
Editorial Las Modernas 2015